​​​Entonces conocerán las grandezas de esta Soberana y se consagrarán enteramente a su servicio como súbditos y esclavos de amor. Serán los apóstoles auténticos de los últimos tiempos a quienes el Señor de los ejércitos dará la palabra y la fuerza necesarias para realizar maravillas y ganar gloriosos despojos sobre sus enemigos.

ASOCIACION CATOLICA INTERNACIONAL

Consecratio Mundi

San Juan Pablo II el 8-12-1981 inauguró a la derecha del que mira la Basílica desde el fondo de su escalinata, este “TÓTUS TÚUS” (en latín: “Soy todo tuyo”) del numeral 233 de este libro (del que es un resumen): está al pie del mosaico de la “Mater Ecclesiae” (en latín: “Madre de la Iglesia”), alto más de 2 metros y medio, e invita (a las decenas de millones de visitantes que cada año llegan allí) a empaparse de este libro que ese Papa aprendió de memoria.

EL “TÓTUS TÚUS” DE LA PLAZA SAN PEDRO VATICANO

​​​​​​​​​​della Paternità Vostra Rev. Dev. Mo nel Signore, apoya al movimiento Consecratio Mundi en 1995. 


Cardenal Silvano Piovanelli apoya a la Consecratio Mundi en la Arquidiócesis de Florencia, 2000.


Obispo Auxiliar Felipe J. Estévez apoya a la Consecratio Mundi en Miami, 2008.

        

Cardenal Jorge Mario Bergoglio (hoy Papa Francisco) apoyó a la Consecratio Mundi, 2009.

       

Obispo Auxiliar Josú Iriondo apoya a la Consecratio Mundi en Nueva York, 2011.

        

Arzobispo Stephen Brislin apoya a la Consecratio Mundi en Ciudad del Cabo, 2012.

        

S.E. Monseigneur Basile Mve Engone apoya a la Consecratio en Libreville, 2013.

       

Obispo José de Jesús Martínez Zepeda da su Aprobación a la Consecratio Mundi Irapuato México, 2014.

        

Arzobispo Rogelio Cabrera López aprueba el TVD en Monterrey, 2015.

       

Obispo Felipe Salazar Villagrana aprueba la Consecratio Mundi en mediante del Rosario la difusion del Tratado de la Verdadera Devoción en San Juan de los Lagos, 2015.


​Juan Pablo II Manda Su Bendición A Nuestra Convención


​​Giovanni Paolo II Bendice La Consecratio Mundi De Pescara

Arzobispo de Guadalajara (México) Juan Card. Sandoval Iñiguez Recomienda La Consecratio Mundi 2008

Obispo Mons. Alejo Zavala Castro De Chilpancingo, Chilapa-Mexico Autoriza Al Pbro.  Luciano Ciciarelli Y A La CM 2010

Obispo Fray Raul Vera Lopez de Saltillo Aprueba La Consecratio Mundi 2014

Arzobispo José g. Martín Rabago De Leon, Mexico Reconoce A La Consecratio Mundi 2010

Obispo De Matamoros, Mons. Ruy Rendón Leal Mexico. Da Su Anuencia Y Reconocimiento A La Cm 2015

Arzobispo Oscar Andres Cardenal Rodriguez De Tegucigalpa Autorización 2014

Obispo Benjamin Castillo Plascencia De Celaya, Gto. Mexico 2015

Obispo Mons. Victor Cervantes Campos De Cuautitlán 2002

Obispo  Luis Felipe Gallardo Martin Del Campo de Veracruz Recomienda esta Asociacion Catolica Consecratio Mundi

Obispo De Cuernavaca Florencio Olvera Ochoa 2004

Fundador Padre Luka Cirimotic Nombra Representante de Consecratio Mundi a Padre Luciano Ciciarelli Roma 31 de maggio 1999


Auxiliary Bishop Josu Iriondo New York april 2002


​Arcivescovo di Agrigento Carmelo Ferraro 2002


Mons. Roberto Gonzalez Nieves, San Juan de Puerto Rico 2011


Arzobispo ​Mons. Antonio Arregui Yarza, Guataquil, 2008


​Obispo Oscar Domingo Sarlinga, Zarate 2007


​Francesco Cuccarese Arcivescovo Metropolita di Pescara-Penne in Pescara 2000


​Obispo Francisco Gonzalez Hernandez, P Maldonado Peru 2010


​Roberto Octavio Gonzalez Nieves de San Juan de Puerto Rico 2011


Licencia para la impresión del Tratado de la Verdadera Devoción Obispado de Santa Clara 2016​ ​


NUESTRO FUNDADOR


EL 13-10-2000 ENTREGA A JUAN PABLO II,  UN ARTÍSTICO CÁLIZ MARIANO QUE ÉL HABÍA IDEADO​.


San Juan Pablo II, bendice la Consecratio Mundi, Vaticano, 1898.

Estatuto de la Asociación de Fieles de la Consecratio Mundi


CAPÍTULO I

El MARCO ECLESIAL


La “CONSECRATIO MUNDI” (CM), se establece como “Asociación Privada de fieles”, conforme a los cc. 298 al 311 y del 321 al 329, del C.I.C.

Esta Asociación se somete a la vigilancia del Cardenal Oscar Andrés Rodríguez Maradiaga SDB, Arzobispo Metropolitano de la Arquidiócesis de Tegucigalpa, Honduras,  a todos los efectos previstos en el Derecho Canónico, teniéndolo como su Obispo propio, en tanto su sede principal se encuentre en esta Diócesis.

                                                                

LA FECHA FUNDACIONAL Y SU FUNDADOR

Se establece el día 31 de enero del año del Señor de 1991, como la fecha de fundación de la misma, en la ciudad de Roma, reconociendo como fundador, al sacerdote montfortiano Luka Cirimotic (1929-2006). 


El DESEO FUNDAMENTAL DEL PADRE LUKA CIRIMOTIC ERA


​​“Cuidar la traducción, impresión y divulgación, en grandes cantidades, del Tratado de la verdadera devoción… e inundar la tierra con el Tratado, para ofrecer a los que lo acojan de corazón y pongan en práctica sus enseñanzas, una verdadera Áncora de Salvación”.


LA SEDE

La sede de la Consecratio Mundi se fija en la Parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe en Tegucigalpa, Honduras.

Esta Asociación Laical, tiene naturaleza jurídica privada y está sujeta al ordinario del lugar.

Esta Asociación privada de fieles, Consecratio Mundi, no tiene fines de lucro.



EL PROPÓSITO FUNDAMENTAL


OBJETIVOS

PRIMERO:

Procurar que los miembros de la Consecratio Mundi sean profundamente Eucarísticos, asiduos al rezo del Santo Rosario y profundicen en el “Tratado de la Verdadera Devoción a la Santísima Virgen María”, de San Luis María Grignion de Montfort.

SEGUNDO:

 Dar a conocer la verdadera devoción a la Virgen, a través del “Tratado de la Verdadera Devoción”, para llevar a las almas, a la perfecta Consagración a   Jesucristo, a través de la Santísima Virgen María, según la fórmula de San Luis María Grignion de Montfort, establecida en su libro: “Tratado de la   Verdadera Devoción a la Santísima Virgen María”.
 

ACTIVIDADES DE LA CONSECRATIO MUNDI

La primera y principal actividad de la Consecratio Mundi, será la de formar Núcleos Trinitarios, con un mínimo de tres personas, que se comprometerán a reunirse y a rezar el Santo Rosario, leer y reflexionar un numeral del “Tratado de la verdadera devoción a la Santísima Virgen María”, una vez en la semana o cada quince días o al menos una vez al mes, preparándose así a la Consagración a Jesucristo, a través de la Santísima Virgen María, según la fórmula de San Luis María Grignion de Montfort.

Cuidar de la traducción, impresión, divulgación y distribución gratuita del “Tratado de la Verdadera Devoción a la Santísima Virgen María”.

Dar formación a sus miembros, por medio de retiros, cursos, pláticas, etc., sobre la espiritualidad mariana, según la enseñanza de San Luis María de Montfort.

Promover la Consagración a María, según el método de San Luis María Grignion de Montfort y la distribución del “Tratado de la Verdadera Devoción a la Santísima Virgen María” en los grupos de apostolado ya existentes, que deseen formar parte de la Consecratio Mundi, desde su propia identidad y carisma.

Participar cada dos años del Congreso General de la Consecratio Mundi, favoreciendo el crecimiento espiritual y la unidad fraterna entre los miembros del movimiento.

Promover la Evangelización, orientada a esta espiritualidad mariana, por todos los medios de comunicación social a nuestro alcance, como boletines, redes sociales, radio, televisión, etc.


CAPÍTULO II

LOS MIEMBROS DE LA CONSECRATIO MUNDI

Son miembros activos de la Consecratio Mundi aquellos que han aceptado formar o integrarse a los Núcleos Trinitarios y se comprometan en los mismos, al rezo del Santo Rosario y a la lectura y meditación de un numeral del “Tratado de la Verdadera Devoción a la Santísima Virgen María”, una vez en la semana o cada quince días o al menos una vez al mes.

Deberán, además, prepararse para hacer la Consagración a Jesucristo, a través de la Santísima Virgen María, según la fórmula de San Luis María Grignion de Montfort, renovándola todos los años.

Serán miembros adherentes o simpatizantes, aquellos que mantienen su pertenencia a otros movimientos de Iglesia, pero se comprometen dentro de esos mismos grupos, al rezo del Santo Rosario y a la lectura y meditación del “Tratado de la verdadera devoción a la Santísima Virgen María”.



CAPÍTULO III

LA DISCIPLINA DE GOBIERNO


La Asociación está gobernada por un cuerpo colegiado, siendo el Consejo Directivo Diocesano, la máxima autoridad de Gobierno, integrada por siete miembros, que son:

  • Director y Asesor Espiritual Diocesano

  • Presidente Diocesano

  • Vicepresidente Diocesano

  • Secretario

  • Tesorero

  • Vocal 1

  • Vocal 2


El Consejo Directivo, es elegido cada cuatro años, por la Asamblea, que está integrada por el Director Espiritual y por los Coordinadores de los Núcleos Trinitarios de la diócesis.

Los Núcleos Trinitarios estarán integrados por:

  • El Coordinador del Núcleo Trinitario

  • Y al menos, dos integrantes más.


El Consejo Directivo, puede reformar en todo o en parte estos estatutos, en todos sus aspectos disciplinarios; pero no puede cambiar el propósito fundamental expresado en los párrafos 8 y 9, en donde se indican los objetivos de la Consecratio Mundi y el párrafo 10, en el que se indica la primera y principal actividad de la misma.

En caso de renuncia, deceso o de estar imposibilitado por cualquier causa, alguno de los integrantes del Consejo, el propio Consejo elegirá a la persona que lo sustituirá, entre los miembros activos de la Consecratio Mundi.

El Consejo es presidido por el Presidente y en ausencia de éste, por el Vicepresidente y en ausencia de ambos, por el más anciano de edad de entre los presentes.

De las reuniones del Consejo se redactará en un libro especial, el acta correspondiente, que el Presidente y el Secretario firmarán.

El Consejo tiene los más amplios poderes en cuanto a la administración de la Asociación.

El Consejo se reúne una vez al mes y cuando así lo convoque el Presidente o el Director y Asesor Espiritual o cuando por lo menos, dos de sus miembros lo soliciten.

El Director y Asesor Espiritual, es designado por el Ordinario del lugar.

El Director y Asesor Espiritual, tiene como funciones: coordinar toda la actividad espiritual de la Asociación y tiene el derecho de vetar cualquier decisión del Consejo Directivo.


CAPÍTULO IV

LOS BIENES MATERIALES



DE LA ECONOMÍA INHERENTE  A LA MISIÓN DE LA CONSECRATIO MUNDI

Ningún miembro de la Consecratio Mundi, ya sea activo o adherente, tiene derecho a percibir recompensa alguna por el servicio prestado, salvo en algún caso específico, que, por considerarlo necesario, así lo determine el Consejo.

Con el objeto de que la Consecratio Mundi cumpla con su misión evangelizadora, el Coordinador de los Núcleos Trinitarios, apelará a la generosidad de sus miembros, para que en completa libertad y en conciencia, sean generosos con sus aportes, para sostener la obra de la Asociación. Los aportes serán entregados al tesorero diocesano, quien los depositará en la cuenta respectiva de la Consecratio Mundi.

El tesorero, deberá procurar que la Consecratio Mundi, posea una cuenta bancaria y administrará esta cuenta, requiriéndose la aprobación del Consejo, para efectuar cualquier gasto concerniente al cumplimiento de la labor de la Consecratio Mundi.

Es responsabilidad del tesorero, presentar al Consejo, un reporte de los ingresos y de los egresos de cada mes.

El patrimonio estable de la Asociación está constituido por:

  • Eventuales bienes muebles e inmuebles

  • Fondos de reserva

  • Donaciones y herencias


Las entradas de la Asociación están constituidas por los aportes de los miembros, las ofrendas de los bienhechores, el producto de las actividades sociales, las donaciones por la distribución del libro “Tratado de la Verdadera Devoción a la Santísima Virgen María” y las ganancias del patrimonio rentable.


CAPÍTULO V

NORMAS COMUNES


Los miembros activos que prestan algún servicio en el gobierno de la Consecratio Mundi, permanecerán en su cargo durante 4 años, pudiendo ser reelegidos una sola vez consecutiva. Sí, podrán volver a elegirse, después de un período intermedio.

En primera convocatoria, el Consejo Directivo, delibera válidamente con la presencia de por lo menos 4 de los miembros y con el voto favorable de la mayoría de los presentes (50 % + 1). En la segunda convocatoria, la deliberación es válida, cualquiera sea el número de los presentes y las conclusiones se aceptan con la mayoría absoluta de los participantes.

En el caso de que la Asociación privada de fieles “Consecratio Mundi” sea disuelta por deliberación del Consejo, los bienes materiales, inmuebles y muebles, serán entregados al ordinario del lugar.

En cuanto a lo que no se prevé expresamente en el presente Estatuto, se considerarán válidas las normas del Código de Derecho Canónico y de las leyes de cada país en materia de entidades eclesiásticas.


Aprobación de estos estatutos por el Cardenal de Tegucigalpa

Hasta antes del mes de marzo del año 2018 nuestra asociación venía presentando  los estatutos para la Consecratio Mundi que padre Luciano Ciciarelli desarrolló con la asesoría de un canonista.   Sin embargo a la fecha éstos han sido actualizados para simplificarlos, tomando como base los primeros y sin perder la esencia  y  la razón de Ser y quehacer de esta asociación. 

Así entonces, el Sr. Arzobispo y Cardenal de Tegucigalpa, OSCAR ANDRÉS CARDENAL RODRÍGUEZ ha aprobado ad experimentum los estatutos contenidos en el presente documento. Tal como se aprecia en la siguiente carta:






ESTATUA DE MONTFORT EN SAN PEDRO Entrando en San Pedro (Vaticano), se encuentra a la izquierda, alta casi 3 mts., en el segundo nicho del nivel superior de la nave central, frente a la tumba de San Juan Pablo II.  Montfort pisa al demonio que, según TVD 114, destruyó las primeras 96 (o al menos 84) páginas de este libro.

Es del escultor A. Parisini y la mandó poner el Papa Pío XII, quien el 20-7-1947, al declararlo Santo, dijo: “El devoto visitador de la Basílica de San Pedro en el Vaticano no olvide de admirar la hermosa estatua del Montfort, profeta para nuestros tiempos”.
.

La Consecratio Mundi, Asociación Católica Internacional históricamente hablando ha sido aprobada en varios países del mundo:










Nuestro Fundador y su Hermano


P. Luka Cirimotić, Fundador de la Consecratio Mundi, celebra la Santa Misa en Padova (Italia) en la noche del 23-3-2006. A su izquierda se encuentra P. Luciano Ciciarelli, y después está el Padre Ante (Antonio), hermano mayor de P. Luka y Vicario General de Skopje. P. Luka ha fallecido de cáncer al páncreas, un mes después, el 23- 4-2006 (fiesta de la Divina Misericordia), en los locales del Arzobispado de Scopje (capital de Macedonia en donde ha nacido la Beata Teresa de Calcuta).  El hermano Sacerdote, a las 11:45 lo vio respirar profundamente tres veces (como si hubiera querido honrar a la S.ma Trinidad, que siempre ha estado al centro de su vida), y después ya no volvió a respirar:  como si hubiera querido alcanzar a recitar en el Cielo, el Ángelus de las 12 del día en honor de su amadísima Madre, en el día de la Divina Misericordia, de la que era tan devoto.