​​​Entonces conocerán las grandezas de esta Soberana y se consagrarán enteramente a su servicio como súbditos y esclavos de amor. Serán los apóstoles auténticos de los últimos tiempos a quienes el Señor de los ejércitos dará la palabra y la fuerza necesarias para realizar maravillas y ganar gloriosos despojos sobre sus enemigos.

ASOCIACION CATOLICA INTERNACIONAL

Consecratio Mundi

Santa María, Madre de Dios,

Tú has dado al mundo la verdadera Luz,

Jesús, tu Hijo, el Hijo de Dios.

Te has entregado por completo

A la llamada de Dios

Y te has convertido así en fuente

De la bondad que mana de Él.

Muéstranos a Jesús. Guíanos hacia Él.

Enséñanos a conocerlo y amarlo,

Para que también nosotros

Podamos llegar a ser capaces

De un verdadero Amor

Y a ser fuentes de agua viva

En medio de un mundo sediento.